San Borja, 25 de Mayo del 2017 Lima - Perú

Liderazgo de Servicio

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module on line 140.

“Entonces vosotros os levantaréis de la emboscada y tomaréis la ciudad; pues Jehová vuestro Dios la entregará en vuestras manos” Josué 8:7

Josué tomo la posta de Moisés, uno de los más grandes hombres de fe en la Biblia, a quién se le recuerda como un hombre muy cercano a Jehová. Este fue un reto grande de una persona que Dios había preparado y forjado en carácter para continuar la obra del libertador del pueblo y acreedor de grandes proezas.

Josué demostró en varias ocasiones que estaba dispuesto no solo a dirigir sino a participar con su pueblo en las batallas que emprendía. Un buen ejemplo es la toma y destrucción de Hai, que se cita en el libro de Josué 8. Él estuvo conjuntamente con su ejército en los lugares más peligrosos antes que en una dirección lejana o en un frente seguro.

Blackaby y Blackaby (2008) cita este hecho como que “Él rechazó ponerse por encima de las privaciones que su pueblo experimentaba. Él era el siervo de Dios, no el rey del pueblo, y aquella realidad influyó en la manera que dirigía a su gente … Josué podría haberse escondido en la emboscada con veinticinco mil hombres, en cambio se colocó entre los cinco mil soldados que organizaron una marcha atrás difícil para que el enemigo los persiguiera y de esa forma el enemigo abandonara la protección de su ciudad. Tal liderazgo valeroso no era inadvertido entre sus hombres. Los soldados se motivan más en seguir a un líder que nunca les pide hacer algo que él mismo no quiere hacer.”1

Sobre el mismo asunto, Silva (2008) señala “¡Interesante! Josué con su grupo sería la ‘carnada’ militar. El conquistador se pondría en la línea de batalla, se metería a la zona roja. Él mismo se expondría al peligro de ser perseguido con sus hombres para proteger a sus subalternos y al pueblo. El verdadero conquistador cuida y protege a su gente. Con su vida como ejemplo dirige y enseña a otros”2

Este era realmente un liderazgo de servicio y no un liderazgo para servirse. Quienes nos encontramos en una posición de dirección o de autoridad sobre unos pocos, o quizás muchos colaboradores, vemos que solo un liderazgo genuino y con vocación de servicio será reconocido en el largo plazo. Esta situación fue reconocida algunos siglos después explícitamente por nuestro Señor Jesucristo cuando en el Evangelio de Mateo nos indica:

“Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:25-28)

Esta situación aplicada retroactivamente a Josué nos da la seguridad que el pueblo de Israel sabía por los hechos que Josué dirigía con la finalidad de dar gloria a Dios y bajo su entera dirección, que finalmente llevaría a un camino de bendición para el pueblo. No se trataba de un líder egoísta sino de alguien dispuesto a poner en juego su vida en la misión divinamente encargada. Que Dios nos ayude a imitar a este siervo extraordinario en los ministerios que Él nos ha encargado en la vida.

  Edwin Quintanilla

1 H. Blackaby y R. Blackaby, “Llamado a ser un líder de Dios: Lecciones de la vida de Josué”, p.72
2 K. Silva, “Josué el conquistador”, p.98

 

Evento y Boletin

Eventos

« Mayo 2017
DLMMJVS
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031

Boletín

 

Síguenos en Facebook

Facebook

Iglesia Alianza Cristiana y Misionera en San Borja

Av.San Borja Norte 813 - Telefax 225-1311 REUNIONES
contactenos@axisperu.org

® 2007 - 2017 ACM - San Borja - Derechos Reservados