Warning: INSERT command denied to user 'axisperu_drpl1'@'localhost' for table 'watchdog' query: INSERT INTO watchdog (uid, type, message, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (0, 'php', '<em>mktime(): You should be using the time() function instead</em> en la línea <em>32</em> del archivo <em>/home/axisperu/public_html/themes/axisperu/page.tpl.php</em>.', 2, '', 'http://axisperu.org/node/5025', '', '54.161.106.81', 1498509575) in /home/axisperu/public_html/includes/database.mysql.inc on line 174
San Borja, 26 de Junio del 2017 Lima - Perú

Reflexión setiembre 2014 - Acerca del Día Mundial para la Prevención del Suicidio

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module on line 140.

«Temo el día que la tecnología sobrepase nuestra humanidad.
El mundo solo tendrá una generación de idiotas».

Albert Einstein


Semanas atrás fuimos conmovidos por la súbita desaparición de quien fuera una gran luminaria en el escenario del espectáculo, más aún cuando supimos la forma tan trágica en que esto ocurrió. No hay duda que su partida nos dolió, no solo por quién era Robin Williams, sino por la manera como se fue.

Mucho se ha dicho al respecto del tema del suicidio, y no es mi intención polemizar sobre el particular, tan solo rescatar algunas lecciones personales aprendidas en tales circunstancias, pues la depresión nos alcanza a todos, sin distinguir edad, género, creencias, nivel social, intelectual e incluso, me atrevería a decir, madurez emocional.

La depresión, sabemos por la Organización Mundial de la Salud, afecta a 350 millones de personas en el mundo; y aquí, en el Perú, uno de cada cinco peruanos padece de un cuadro depresivo y seiscientos se suicidan cada año, además de los poco más de mil que lo intentan fallidamente.

Si nos atenemos al listado de los síntomas del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales de la Sociedad Norteamericana de Siquiatría (DSM), o de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), no es difícil notar cuándo una persona está dentro de este cuadro, o en peligro de caer en él seriamente. Sobre todo porque, quien está deprimido tiende sobremanera al aislamiento y a la apatía, de forma notoria.

Aun cuando se sostenga con acierto que la depresión y la soledad tengan marcadas diferencias, como señalara el sicoterapeuta Bryan Weiss, quien afirmaba que en la soledad la persona puede liberarse de la angustia de sentirse solo, también es real que en la depresión la persona se rinde totalmente al deseo de estar sola, y la soledad prolongada puede ser causa de depresión.

En el Internet circulaba una frase, que se atribuía (no sé si con acierto) al propio Robin Williams. En ella, se hace referencia a un profundo sentimiento de soledad. La frase en cuestión decía: «Solía pensar que la peor cosa en la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor en la vida es terminar con alguien que te hace sentir solo». Y esto llama poderosamente mi atención, pues vivimos en un mundo donde impera la interconexión, y nadie, por lo menos en el medio urbano, es ajeno o no partícipe de las redes sociales existentes. Claro está que la expresión habla de la relación de pareja, pero también de un profundo desasosiego y sentido de infelicidad.

Sociológicamente hablando, somos seres gregarios, no cabe duda. Y si lo vemos desde el punto de vista de la fe, el Creador nos hizo a su imagen y semejanza, como Dios Trino que es, para vivir en comunidad. Nadie fue hecho para sentirse en angustiosa soledad, aunque guste sanamente de ella o quiera y tenga que vivir en la misma, pues no es lo mismo vivir solo que sentirse solo.

«Dos de las necesidades más grandes en la vida son el tener un sentido de pertenencia y el de propósito. Las personas que no tienen esas dos necesidades satisfechas, eventualmente son dominadas por toda clase de emociones negativas, como la depresión, la soledad, la ira y la desesperación. Sin un sentido de pertenencia y de propósito, la persona llega a ser presa de la misma vida. En la cultura occidental se está levantando una generación con un gran vacío en estas áreas. ¿De dónde viene el sentido de pertenencia? En su esencia, el sentido de pertenencia viene de un sentir de familia. En su sentido más amplio y poderoso, el pertenecer se disfruta dentro de una verdadera comunidad. El concepto de pertenecer a una familia, que a su vez es parte de una familia más grande, es fundamental para experimentar saludablemente un sentido de pertenencia. Sin embargo, no es suficiente pertenecer a una familia y a una comunidad, es necesario pertenecer a una familia y comunidad que tengan un propósito. Dios nos ha creado con un sentir de que existimos para un propósito. La vida no se debe gastar año tras año, década tras década sin un sentido de dirección. El concepto de familia y de comunidad en la cultura occidental está desapareciendo. Incluso, la misma idea de qué es una familia está cambiando. Se estimula a que el individuo se enfoque en sí mismo, en sus propias metas y deseos, a desarrollar su carrera, a satisfacer sus necesidades. A pesar de que hay algunas voces y movimientos culturales llamando a la vida en comunidad, el alcanzar las metas personales es la fuerza que domina la cultura en general. El individualismo occidental continúa triunfando»(1), señala el pastor Jeff Reed, al hablar de la importancia y la revaloración del sentido de comunidad en la familia de la fe. Una imperiosa tarea que exige iniciativas y compromiso.

Empero, como bien anticipara Lipovetsky, el mundo de nuestros días es curiosamente indiferente. «La indiferencia pura designa la apoteosis de lo temporal y del sincretismo individualista. De este modo se puede ser a la vez cosmopolita y regionalista, racionalista en el trabajo y discípulo intermitente de tal gurú, oriental, vivir al estilo permisivo y respetar, a la carta por lo demás, las prescripciones religiosas. El individuo posmoderno está desestabilizado, de algún modo resulta “ubicuísta”»(2). Ubicuísta e indiferente, diría yo. Estando en todo, pero descomprometido con todo.

«No contento con producir el aislamiento, el sistema engendra su deseo, deseo imposible que, una vez conseguido, resulta intolerable: cada uno exige estar solo, cada vez más solo, y simultáneamente no se soporta a sí mismo, cara a cara»(3). Y así, el ubicuísta termina desubicándose completamente en la vida.

No es extraño, entonces, que los seres humanos, por millares, sigan caminando solos por el desfiladero de la depresión y despeñándose por el abismo del suicidio. Un reporte de la OMS señalaba hace dos años que cada 40 segundos una persona se suicidaba en el mundo (un millón al año), y que en los últimos 45 años, las tasas de suicidio habían aumentado en un 60% a nivel global (4).

En este acelerado y sofisticado mundo de interconectividad, debemos detenernos y preguntarnos muy seriamente si el día que Albert Einstein temía que llegara no nos habrá alcanzado. Un mundo carente de amor, por más interconectado que esté, es capaz no solo de aislar a cualquier desvalido, sino de aislarse a sí mismo, atrapado en sus propias redes sociales. «Carecer de amor denota cierto grado de imbecilidad, porque el amor es la perfección de la conciencia», decía Tagore, y la suprema enseñanza de la Escritura resume en una sola sentencia nuestra razón de vivir: Existimos para amar. Lo dijo Cristo, con su propia vida, muriendo en la Cruz, para mostrarnos el camino que nos hace asumir el compromiso de amarnos como Él nos amó, sobreponiéndose a su propia angustia y sensación de soledad para darse por entero a un mundo que no le era ni le es indiferente.

Rev. Julio César Lugo

(1) Jeff Reed, «Perteneciendo a una Familia de Familias», p. 5
(2) Giles Lipovetsky, «La Era del Vacío», p. 41
(3) Giles Lipovetsky, op.cit. p.48
(4) http://www.who.int/mental_health/prevention/suicide/suicideprevent/es/

 

Evento y Boletin


Warning: INSERT command denied to user 'axisperu_drpl1'@'localhost' for table 'watchdog' query: INSERT INTO watchdog (uid, type, message, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (0, 'php', '<em>Only variables should be passed by reference</em> en la línea <em>140</em> del archivo <em>/home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module</em>.', 2, '', 'http://axisperu.org/node/5025', '', '54.161.106.81', 1498509575) in /home/axisperu/public_html/includes/database.mysql.inc on line 174

Eventos

« Junio 2017
DLMMJVS
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

Boletín

 

Síguenos en Facebook

Facebook

Iglesia Alianza Cristiana y Misionera en San Borja

Av.San Borja Norte 813 - Telefax 225-1311 REUNIONES
contactenos@axisperu.org

® 2007 - 2017 ACM - San Borja - Derechos Reservados