Warning: INSERT command denied to user 'axisperu_drpl1'@'localhost' for table 'watchdog' query: INSERT INTO watchdog (uid, type, message, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (0, 'php', '<em>mktime(): You should be using the time() function instead</em> en la línea <em>32</em> del archivo <em>/home/axisperu/public_html/themes/axisperu/page.tpl.php</em>.', 2, '', 'http://axisperu.org/node/4982', '', '54.161.106.81', 1498510093) in /home/axisperu/public_html/includes/database.mysql.inc on line 174
San Borja, 26 de Junio del 2017 Lima - Perú

Febrero 2014 - Misión Sumisión

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module on line 140.



Días atrás, me propuse revisar el concepto bíblico de sujeción en la relación de pareja al que Pablo se refiere en Efesios 5:22. Tomé mi Biblia, me hice de alguna literatura apropiada y me aboqué al objetivo.

Con esto en mente, coloqué en mi Facebook unas frases del controvertido comediante norteamericano George Carlin, esperando ver qué reacciones suscitaba. El 'post' en cuestión decía lo siguiente:
«He aquí todo lo que tienen que saber acerca de los hombres y las mujeres: Las mujeres están locas. Los hombres son estúpidos. Y la principal razón por la que las mujeres están locas se debe a que los hombres son estúpidos».

Aun cuando era mi interés conocer las opiniones que suscitaban tan provocadoras palabras, nadie se pronunció. Quienes lo leyeron, o lo pasaron por alto, o tan solo se limitaron a manifestar su complacencia con el consabido «me gusta», propio de la red social. Interesante reacción, pues todas fueron mujeres.

En el pasado, durante los tiempos de la antigua Roma, la situación de la mujer «era de tal impotencia legal que su estatus se describía como imbecilitas, de donde deriva nuestra palabra actual» (1). Pero en nuestros días, con tantos esfuerzos que se han hecho en pro de la dignificación del género femenino, ellas son libres para decir lo que sienten respecto de su contraparte, en las formas que mejor les parezca. Beneficios de la modernidad tecnológica y la democrática libertad de expresión.

Sin embargo, es curioso ver cuando estas libertades son ferozmente reprimidas o cuestionadas entre ellas mismas. Digo esto por la polémica suscitada en España, a raíz de la publicación de un provocador libro que había escogido como parte de mi objetivo: «Cásate y sé sumisa», que no solo ha originado una reacción sin precedentes, sino que incluso ha llevado a la Fiscalía de Granada, juntamente con el Consejo Municipal de la Mujer, a iniciar acciones tendientes a ver si la obra y su autora, la periodista italiana Constanza Miriano, merecen ser sancionadas penalmente.

«La irritación de las feministas es comprensible porque en el lenguaje del mundo la sumisión es algo negativo; pero en el lenguaje cristiano, la antropología es totalmente otra», señala Miriano (2). Y es que, para ella, el feminismo «fue, a su modo, una primavera (...) la explosión de una exigencia de sentirse amadas y valoradas. Sólo que tomó el camino equivocado, la afirmación de uno mismo». De esa forma, como ella acota, acabaron «entrando en la lógica de poder», en vez de «haber echado abajo esa lógica que rechazábamos» (3).

Imbecilidad masculina, sumisión femenina, libertad de expresión… lo cierto es que el tema de fondo tiene que ver con la vieja lucha de género que parece no acabar nunca y se perpetúa en nuestros contextos latinos, donde el machismo es un mal endémico y el malentendido ocasionado por la falta de una adecuada comprensión de los principios escriturales es lamentable y pernicioso.

¿Qué quiso decir realmente Pablo cuando indicó que la mujer debía «someterse» al esposo? ¿Es que acaso la insania de la superioridad masculina se había apoderado de su mente?

Se requiere una cuidadosa observación del texto y su contexto, para entender apropiadamente tanto su intencionalidad como su significado.

El versículo 22 de Efesios 5 no es una frase suelta, separada o independiente de lo que le precede, sino una declaración que es continuación de una afirmación bastante más larga.

«Esta oración gramatical está construida en torno a dos verbos en modo imperativo (es decir, dos mandatos) y cinco cláusulas subordinadas.

He aquí una clara traducción de la frase de Pablo que refleja con precisión el original en griego. Hemos empleado formas verbales correctas, con énfasis añadidos para subrayar la estructura de cada frase:

No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien:
Sed llenos del Espíritu,

Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales,
Cantando y
Alabando al Señor en vuestros corazones,
Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Sometiéndose unos a otros en el temor de Dios, las casadas, [ ] a sus propios maridos como al Señor, porque el marido es la
cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la
cual es su cuerpo y Él es su Salvador»
(4)


Si bien es cierto, según el texto, que las mujeres debían someterse a sus maridos, también es verdad que estos debían someterse a sus esposas, lo cual de por sí podría plantearnos el dilema de «¿quién manda a quién?». Pero, al mismo tiempo, esta observación también puede llevarnos a comprender mejor el sentido de la demanda.

El pensamiento de Pablo al escribir está sección de la epístola gira en torno al mandato de ser llenos del Espíritu Santo, que es el imperativo por excelencia en esta larga frase.
De hecho, es importante notar que el verbo «sujetar» ni siquiera aparece en el versículo 22 del texto original. El texto literalmente dice: «…esposas [ ] a vuestros maridos…».

Lo que el apóstol hace aquí es explicar de manera práctica las implicancias de la vida llena del Espíritu, confrontando el código familiar de su tiempo. «Él tomó frases del código familiar que ellos conocían y expresó algo radicalmente nuevo, nacido del corazón de Dios, revelado en el jardín del Edén, y hecho posible por medio de la cruz».

«En las siguientes 328 palabras del texto griego, Pablo deletreó las responsabilidades del miembro tradicionalmente “superior” (marido/padre/amo) del código familiar para con el “inferior” (esposa/hijo/esclavo). Esto era nuevo, chocante. No había código familiar de cultura alguna que hiciera al “superior” responsable del “inferior” en ningún aspecto». (5)

«En la descripción que Pablo hace de la vida llena del Espíritu Santo en Efesios 5:22-6:9…

- Dedicó 40 palabras, en griego, a las esposas, para explicarles la plenitud del Espíritu para que respondieran correctamente a sus maridos. Luego, dedicó 150 palabras para explicar las responsabilidades del marido para con su mujer.
¡Sin precedente!». (6)

La plenitud del Espíritu en nuestras vidas habrá de guiarnos de manera natural a una vivencia auténtica de la fe, que contrasta sobremanera con el espíritu de la época, caracterizado por el hedonismo. La sumisión mutua es la expresión propia de la vida llena del Espíritu. Una expresión del amor de Dios que mora en nuestros corazones y se manifiesta en el aprecio y respeto profundos, por la conciencia de saber que el otro, la otra, es creado a imagen y semejanza de Dios, tan igual como yo lo soy.

En este contexto, la relación de pareja se torna en una real bendición, pues, como bien escribe Miriano, «es acompañarse el uno al otro hacia el misterio, porque al final nuestra esencia más íntima, profunda y última, tampoco está en ser varón o hembra, sino en una impronta de eternidad, en un anhelo de felicidad, de absoluto, que está en ambos». (7)

¡Vivamos en la plenitud del Espíritu!


 

Rev. Julio C. Lugo


(1) John Stott, El Mensaje de Efesios, p. 210.
(2) Constanza Miriano, entrevista concedida a ACI Prensa, el 13 de noviembre 2013.
(3) Constanza Miriano, Cásate y Sé Sumisa, ed. electrónica, pos. 898.
(4) Loreen Cunningham y David J. Hamilton, ¿Por qué no la mujer?, p. 137.
(5) ibid, 138.
(6) ibid, 139.
(7) Miriano, op. cit. pos. 703.

 

 

Evento y Boletin


Warning: INSERT command denied to user 'axisperu_drpl1'@'localhost' for table 'watchdog' query: INSERT INTO watchdog (uid, type, message, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (0, 'php', '<em>Only variables should be passed by reference</em> en la línea <em>140</em> del archivo <em>/home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module</em>.', 2, '', 'http://axisperu.org/node/4982', '', '54.161.106.81', 1498510093) in /home/axisperu/public_html/includes/database.mysql.inc on line 174

Eventos

« Junio 2017
DLMMJVS
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

Boletín

 

Síguenos en Facebook

Facebook

Iglesia Alianza Cristiana y Misionera en San Borja

Av.San Borja Norte 813 - Telefax 225-1311 REUNIONES
contactenos@axisperu.org

® 2007 - 2017 ACM - San Borja - Derechos Reservados