San Borja, 30 de Abril del 2017 Lima - Perú

Amor Genuino - reflexion setiembre 2012

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module on line 140.

A raíz de la conmemoración del noveno aniversario de la entrega del Informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), hemos vuelto recordar en estos días uno de  los pasajes más terribles de nuestra historia reciente,  cuando el terrorismo enlutó a miles de familias  en nuestro país, dejando hondas heridas y profundas cicatrices que aún cuesta cerrarlas.

El denominado «conflicto armado interno» trajo como consecuencia el saldo de 69 280 muertos, según el reporte de la CVR.(1) Más del 70% de las víctimas fueron campesinos, quechua-hablantes, agricultores, indocumentados, la mayoría ayacuchanos, que murieron, muchos de ellos, sin entender la razón de tanta insania. Y es que aquel conflicto, el más sangriento de la historia del Perú, evidenció la intolerancia, el racismo, la venganza y el odio tan presente en nuestra sociedad.

Por  ello, como bien sostiene Salomón Lerner, ex presidente de la referida Comisión, este informe «no solo habla de los 20 años de violencia, sino que nos describe como país, cómo debería cambiar el modo en que nos relacionamos entre los peruanos y cómo debería comportarse el Estado de modo que tengamos una sociedad donde la ciudadanía sea plena para todos los habitantes»(2)

Sin embargo, a pesar de la amplia difusión sobre lo que pasó en aquella época,  aún hay muchos huérfanos y viudas, producto de esta guerra, que siguen sin entender por qué les cuesta tanto convencer a sus compatriotas sobre el valor de conocer la verdad y construir la paz sobre los cimientos de la justicia.

Por otro lado, más allá de la dimensión de la barbarie, es preocupante observar  que a raíz de estos hechos de tanta crueldad, se arraigaron en la ciudadanía  sentimientos de terror, desconfianza y un no querer saber,  ver, sentir y asumir lo que nos pasó como sociedad, lo que se expresa en un silencio brutal que nos lleva a seguir conviviendo con la violencia cotidiana.

Las imágenes de feminicidios, violencia doméstica y conflictividad social exhibidas por la televisión, indiscriminadamente, cada día –casi como buscando que dejemos de asombrarnos frente al atropello –, dan cuenta que la violencia no ha sido aún desterrada y que aún convivimos con ella.

Con mucha razón, la ex Defensora de Pueblo, Beatriz Merino, sostiene que «un país que resuelva cerrar los ojos ante las tragedias de la guerra y el crimen inhumano… será finalmente una sociedad incapaz de mirarse así misma y, por lo tanto, proclive a repetir las causas y los efectos de la violencia, la discriminación y la muerte»(3).

Qué distantes estamos aún de ser una sociedad que esté dispuesta a eliminar la violencia en todas sus formas y a sostenerse en la ética del amor genuino, aquella que no acepta la convivencia con el atropello a la dignidad humana y que se resiste a caminar de la mano con el odio y la venganza. 

Los cristianos nos sostenemos en aquella ética del amor que aprendimos al conocer a Jesús, Aquel que vino a habitar en nuestro mundo y que  dio Su vida por nosotros, por amor.  Este amor que viene de Dios, dador de la vida y artífice de la paz, nos impulsa a vivir un cristianismo que rompe con la insensibilidad y la falta de compasión. Es este principio que llevó al pastor Martin Luther King Jr. a sostener que «el amor puede convertirse en la espada que cura las heridas»(4).

Solo la práctica del amor, que empieza por liberarnos de las raíces espirituales que generan el des-amor, evitará que la violencia vuelva a enquistarse entre nosotros y siga activando los odios, abriendo heridas y alejándonos de la verdad paz, el Shalom de Dios.

 

Mg. Rolando Pérez

(1) Informe Final de la CVR, Lima, 1999
(2) Revista Punto.edu, PUCP, Lima, 2012
(3) Informe “Yuyanapaq -para recordar”, CVR, 2000
(4) Carta de Martin Luther King desde la cárcel, Birmingham, 1963

 

 

Evento y Boletin

Eventos

« Abril 2017
DLMMJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30

Boletín

 

Síguenos en Facebook

Facebook

Iglesia Alianza Cristiana y Misionera en San Borja

Av.San Borja Norte 813 - Telefax 225-1311 REUNIONES
contactenos@axisperu.org

® 2007 - 2017 ACM - San Borja - Derechos Reservados