San Borja, 30 de Abril del 2017 Lima - Perú

Editorial - La Ética Pública en Cuestión

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/axisperu/public_html/modules/jstools/tabs/tabs.module on line 140.
La Ética Pública en Cuestión

Uno de cada cinco presidentes regionales está procesado por delitos de corrupción, y algunos de ellos tras las rejas; a un ministro cuyo rol es velar por nuestra seguridad y combatir la delincuencia se le sigue un proceso por el asesinato de un periodista, un crimen calificado por el juez como de lesa humanidad; sobre otros ex ministros, y varios congresistas de la República, se formulan denuncias por uso indebido de los recursos públicos y tráfico de influencias.

Este retrato de la actualidad revela el modo como se profundiza la crisis ética de nuestro liderazgo político, a tal punto que trastorna los cimientos de nuestra institucionalidad, acrecienta la desconfianza en las autoridades, y alienta y alimenta la cultura del relajamiento ético entre los propios ciudadanos y ciudadanas.

Es triste ver que valores como, la verdad, la honestidad y la dignidad, no tienen ya un lugar importante en los proyectos sociales y económicos de este tiempo, sobre todo en aquellos que se sostienen en la cultura de la eficacia y el pragmatismo político.

Esta realidad nos vuelve a la pregunta, ¿cómo podemos combatir la violencia, el abuso, la corrupción, el atropello en la sociedad, si los entes tutelares de la lucha contra estos flagelos han perdido la poca autoridad moral que les quedaba? Al mismo tiempo, ¿cuál es la responsabilidad que tenemos los ciudadanos y ciudadanas con esta lógica de administración de los bienes públicos de nuestra sociedad?

Entre otras razones, la crisis de nuestro liderazgo político ocurre precisamente porque la nuestra es aún una sociedad que se indigna débil y fugazmente ante los hechos que socavan los cimientos éticos y morales que deberíamos afirmar cotidianamente para construir un país integralmente desarrollado.

¿Qué podemos hacer nosotros?


Primero, empecemos por casa: Trabajemos cada día para tomar conciencia entre nosotros que la “pequeña” coima, mentira, deshonestidad o infracción tendrá repercusiones en nivel público más amplio. Segundo, evitemos la complicidad, develando los pecados que lesionan nuestra moral pública, aquellas “obras infructuosas de las tinieblas”, como diría el Apóstol Pablo. Tercero, necesitamos afirmar nuestros cimientos éticos que, desde la perspectiva cristiana, implica –como diría Pablo – una renovación espiritual de nuestra mente y nuestros actos que nos haga verdaderamente honestos, como corresponde a personas creadas a semejanza de Dios (Efesios 4:23).

Sólo una sociedad que no conviva indiferente con el pecado propio será capaz de vigilar por la paz de su ciudad y tendrá la autoridad para exigir a sus líderes políticos que gobiernen justa y honestamente.

 

Mg. Rolando Pérez

 

Actividades Editoriales anteriores

 

Evento y Boletin

Eventos

« Abril 2017
DLMMJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30

Boletín

 

Síguenos en Facebook

Facebook

Iglesia Alianza Cristiana y Misionera en San Borja

Av.San Borja Norte 813 - Telefax 225-1311 REUNIONES
contactenos@axisperu.org

® 2007 - 2017 ACM - San Borja - Derechos Reservados